Vivir con asma: Control de cucarachas

Las cucarachas representan también un importante causal de asma, debido a que sus excrementos y restos contienen elementos alérgenos. Un estudio de la Universidad de Columbia, por ejemplo, relaciona la presencia de asma y alergias a la de cucarachas en barrios de Nueva York.

La alergia a los alérgenos de las cucarachas se presenta con síntomas similares a los de la alergia a los ácaros (estornudos, picazón de ojos, nariz, boca, garganta y oídos, nariz tapada o con mucosidad acuosa, tos, lagrimeo, ojos rojos o conjuntivitis, sibilancias al respirar, etc.). Es por esto que a veces esta alergia es difícil de deducir, por lo que es necesaria una evaluación del médico para determinarla.

Muchos estudios demuestran que la incidencia de asma aumenta dramáticamente en hogares con mayor presencia de alérgenos en general. Es necesario luchar contra todos ellos, incluyendo a las cucarachas. Algunos consejos para reducir su presencia en el hogar:

– Evite crear ambientes propicios para ellas (lugares con acumulación de papeles, cartones, cajas).

– Limpie todo resto de comida o líquidos de las áreas cercanas a los fregaderos/lavatorios.

– Lave los platos luego de usarlos. No los deje con restos en el lavadero.

– No deje desperdicios expuestos; Use basureros con tapa y mantenga esta cerrada.

– Comer y mantener la comida dentro del área de la cocina/comedor para limitar la presencia de comida y restos en otros ambientes de la casa.

– Use trampas para cucarachas.

– Tapar gritas y rajaduras en la pared donde las cucarachas suelen esconderse.

– Fumigue su hogar 3-4 veces al año.

 

Be Sociable, Share!