Vivir con asma: Control Diario

El asma puede y debe ser controlado en el hogar.

Medición del Flujo Espiratorio Pico

El NHLBI (Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre-USA) recomienda desde 1997, en el marco de su Programa Nacional de Educación y Prevención del Asma, el monitoreo del Flujo Pico en pacientes asmáticos moderados o severos de 5 años a más.

Medidores de Flujo Pico (en Ingles Peak Flow Meters): gracias a estos dispositivos el paciente puede hacer un seguimiento diario tanto del asma en si como de los resultados del uso de medicamentos. Estos dispositivos médicos miden el máximo volumen de aire que el paciente puede botar de modo “explosivo” (Flujo Espiratorio Pico). Este volumen se reduce en el caso de los pacientes con asma, debido a que las vías respiratorias inflamadas no permiten el paso de un volumen normal.
La medición diaria, diurna y nocturna del Flujo Espiratorio Pico permite al asmático saber de un modo objetivo y sencillo, que tan cerradas están sus vías. En función a los valores que el paciente obtiene, y anota, se determina rápidamente si se debe usar el medicamento, llamar al médico, o acudir a emergencias de la clínica – todo esto siguiendo el plan de acción trazado por el médico tratante.

Usualmente un Medidor de Flujo Pico cuenta con una ayuda visual basada en el semáforo, de mucha importancia: las zonas de flujo máximo. Estas zonas se establecen individualmente para cada paciente, y se obtienen conociendo cual es el Mejor Flujo Pico de cada paciente.

1. Rojo= Peligro: Cuando la medición del flujo pico esta es menor al 50% del Mejor Flujo Pico, hay peligro. Las vías respiratorias están muy cerradas y es necesario utilizar los medicamentos y acudir al médico o a la clínica.

2. Amarillo= Precaución: Cuando la medición del flujo pico está entre 50% y 80% del Mejor Flujo Pico, estamos en estado de alerta. Se debe alertar al médico, el que seguramente indicará un plan de acción en el hogar (dependiendo de la medida del Flujo Pico) con medicamentos. La medición de la reacción a los medicamentos con el Medidor de Flujo Pico determinara los siguientes pasos.

3. Verde = Seguridad: El Flujo Pico se encuentra en más de 80% del Mejor Flujo Pico, por lo que el paciente está en zona de seguridad. Sigue con su vida normal (y su tratamiento regular).
Estas zonas permiten reconocer fácil y visualmente la situación, y determinar una posible pérdida del control del asma.

Medición del Nivel de Saturación de Oxigenos en la Sangre

Oximetros: Para los asmáticos diagnosticados con Asma Moderada o Aguda, puede ser importante, e incluso vital, medir el nivel de oxigeno de la sangre. La introducción en los últimos años de oximetros de medición de dedo, a bajo costo, ha permitido el uso más extendido de este dispositivo en los hogares.

Su uso es además sencillo. Se coloca en el dedo y se presiona un botón. El oximetro inmediatamente indica el nivel de saturación de oxígeno, y, en muchos modelos, el pulso del paciente
Lo natural es obtener una lectura entre 93% y 100%. Un nivel por debajo de 93% es una alerta de crisis, y un nivel por debajo de 90% es crítico.

En el caso de los pacientes asmáticos estos niveles pueden bajar durante la noche, al dormir.

La medición diaria y nocturna de este indicador nos puede alertar de una crisis o problema serio que exige inmediata reacción (de acuerdo al plan establecido por el médico).

Be Sociable, Share!